lunes, 9 de marzo de 2009

Lo esencial es invisibe a los ojos...

Y al objetivo, hay cosas que no se ven, pero existen

De dinámica, leyes y sorpresas….creo.

No basta saber, se debe también aplicar. No es suficiente querer, se debe también hacer.
No basta saber, conocer pero no aplicar, no basta. En realidad, la culpa es de Don Isaac, de él y de la Constitución Española. Como cuerpos que somos perseveramos en nuestro estado de reposo o movimiento uniforme y rectilíneo a no ser que una fuerza extraña nos obligue a cambiar de estado. Vivimos en un estado democrático y de derecho, bajo el imperio de la ley, así que la cumplimos, a rajatabla. Permanecemos en nuestro estado habitual, ajenos a todo, acomodados. De hecho, cuando cambia nuestro estado, nos sorprendemos y clamamos contra la injusticia de la ley.

Escribí esto hace tiempo, hace tiempo alguien me dijo las mayores sorpresas son las que nos damos a nosotros mismos, no siempre, amiga, no siempre.

Lo dicho, hay cosas que no se ven, pero existen.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios...