viernes, 11 de abril de 2014

DE LA NATURALEZA HUMANA

Si, esa que se creía que el blog estaba abandonado, como una maleta vieja junto a un contenedor de basura, olvidado. Parece que no, motivos para no haber escrito hay muchos, pero no hay nada tan poco masculino como un montón de excusas inconexas.

Como decía a primeros de septiembre el curso iba a ser de lo más interesante, el escenario más demandante se ha cumplido al pie de la letra, todo ha sido, está siendo, todo lo difícil que podía ser. Incluyendo en estas dificultades a mis propias inseguridades y a esa sensación de estar perdiendo el tiempo miserablemente queda completo el cuadro.

¿Que qué hago volviendo a escribir si no tengo tiempo? Mandar a tomar por culo la bilocha, tomarme otra cerveza bien fría y cambiar de tema. Prepararme para el infierno que va a ser el resto del año (lo va a ser, se pongan los optimistas como se pongan) hacer lo que me gusta hacer mientras termino de hacer lo que necesito hacer (hay que pagar las facturas, es ineluctable).

La naturaleza humana no es más que ese concepto filosófico, según el cual los humanos tendemos a compartir una serie de características distintivas que incluyen formas de pensar, sentir y actuar. Sigo la mía propia, no va a ser fácil, no me hace falta.

 

04042014-IMG_5502ay

 

Entrando en época cervecera, AMBAR 1900, recomendable.

jueves, 24 de octubre de 2013

DESIDIA

 

FunPhotoBox041653s2keksxo

La trascendencia de la información como elemento para desenvolverse en la vida emana del hecho de representar un primer escalón de lo que necesitamos para decidir adecuadamente.

Sin embargo, las decisiones que tomamos, verdadero motor de nuestra vida, no se basan (o no deberían) directamente en la información de que disponemos sobre la situación, ni tan siquiera en el conocimiento sobre ella. En realidad, las decisiones se basan en la comprensión de la situación, comprensión que es resultado de ciertos procesos humanos y, por ello, intrínsecamente subjetivos. De hecho, dos personas que poseen la misma información sobre una determinada situación pueden llegar a comprenderla de forma distinta. En definitiva, es la inteligencia del individuo, su formación y su experiencia lo que le permitirá llegar a conseguir la correcta interpretación de la información y, con ello, la mejor identificación de sus opciones.

Hoy en día disponemos de muchos datos, lo medios no bombardean con datos, que no son mas que señales o indicaciones aisladas que no resultan útiles por sí mismas para ser explotadas, salvo que, a través de un adecuado tratamiento, se les pueda otorgar un significado. La mayoría de la gente se queda en esto, el dato que le dan, ni siquiera busca los suyos o los contrasta.

Para que un dato tenga significado tiene que ser tratado, procesado. Esto incluiría su filtrado, contrastado, fusionado, organización, correlación, categorización y ordenamiento.. La información ya puede darnos una imagen reconocible de la situación.

Cuando la información ha sido analizada y evaluada obtenemos conocimiento. El análisis aporta significado, la evaluación permite determinar la precisión o certeza de la información, su oportunidad, utilidad e integridad. A partir de aquí ya tenemos capacidad para preparar decisiones, puesto que ya podemos deducir interrelaciones y obtener conclusiones.

Finalmente, del conocimiento que ha sido sintetizado y sobre el que se han aplicado razonamientos que ayudan a comprender las relaciones intrínsecas de una situación se deriva la comprensión. A partir de aquí es posible saber lo que está sucediendo y por qué, extrapolar significados y hacer inferencias basadas en patrones reconocibles, anticipar consecuencias de las acciones tanto propias como ajenas. La comprensión es una abstracción que, normalmente, se mejora con la colaboración. Es, por ello, la comprensión de la situación lo que permite tomar las decisiones adecuadas, las cuales son el resultado de la obtención, tratamiento, almacenamiento, transmisión e interpretación de datos e información combinados con la aplicación de razonamientos.

Y largado este rollo, soy consciente de no tener todo esto en cuenta en mis decisiones y de saber que nadie lo hace. También sé que por eso mismo no somos libres ni dueños de nuestro destino. Por desidia culposa. (continuará)

sábado, 19 de octubre de 2013

CORTADO Y ASPIRINA

Nada que no pueda solucionarse con un cortado y una aspirina”, frase de un compañero de trabajo (y no obstante amigo) una fría mañana  leonesa. Yo había vuelto de un fin de semana de ver a la novia, setecientos kilómetros de camiones, nieblas y heladas sin autovías, ni quinta marcha ni teléfono móvil. Llegué con el amanecer a incorporarme al tajo, al salir me propuso ir “a tomar café al otro lado del barrio”, lo que en cristiano significaba acercarse a Gijón donde estudiaba una aspirante a juez con la que tonteaba el amigo. Vuelta con el alba cruzando pajares lloviendo sin ABS, ni control de tracción, ni historias. Ducha rápida, maqueado y a la cafetería de la empresa, parece que duele un poco la cabeza, comentamos. “Nada que no pueda solucionarse con un cortado y una aspirina”,  procedemos y a la faena.

Claro que de esto ya hace veinticinco años, ahora, supongo, hubiera vuelto en el primer ave de la mañana, no hubiera perdonado una siesta para recuperar del fin de semana y la jurista en ciernes tendría que tener unas amigas de lo mas sugerentes y generosas o el colega cruzaba el barrio solo.

Que echo de menos esas energías, jo.

18102013-IMG_3447

                                                                                                                                                                                           Cortado y chupito de vodka, sin aspirina.

miércoles, 16 de octubre de 2013

I’M BACK (oh yeah baby)

Tras haber estado derrotada, vapuleada y dada por muerta, ha vuelto. Dura, despiadada, implacable cual cruel máquina de matar, mi neurona ha vuelto. Atrás quedan los largos y solitarios días de travesía del desierto en los que costaba un horror memorizar una definición, un dolor sintetizar un capítulo, un martirio asimilar un nuevo concepto. Tras unos meses de duro trabajo de acondicionamiento ha vuelto vigorosa como un jovenzuelo, musculada como un mascachapas adicto a los anabolizantes, supervitaminada y mineralizada como super-ratón. Ahora devora folios con el ansia viva de una impresora laser, traga unidades didácticas de dos en dos y escupe resúmenes con gesto displicente. Tiembla temario, tiembla, he vuelto.

16102013-IMG_3383fs

 

Hoy zumo de tomate, sal, pimienta y un chorrito de vino blanco.

sábado, 14 de septiembre de 2013

Perdido

Lo hemos perdido, el sentido común, el honor, la simple honradez, la individualidad, la libertad, el “ser”. Puede que todo esto parezca una mezcla de conceptos diferentes sin mucho sentido pero creo que no, creo que son conceptos tan íntimamente relacionados que la perdida de alguno o algunos de ellos nos ha hecho perder todo el conjunto.

Me preocupa que ya nadie se plantea si hace lo correcto, solo toma partido, conmigo o contra mi, rojo o azul, barsa o madrid, pepero o sociata, lo que nos hace humanos es nuestra capacidad de razonar, pero parece que hemos renunciado a ella a cambio de la sensación de pertenencia a un grupo, adoptamos la postura de nuestro equipo (ideología, partido, etc..) sin pensar por nosotros mismos, sin criterio propio.

Como seres humanos deberíamos ser honrados en los tratos con todo el mundo, creer en la justicia, pero no en la que emana de los demás, sino en la nuestra propia. Para ser auténticos seres humanos, hombres libres, solo deberíamos contemplar, en cuanto a  honradez y justicia, lo correcto y lo incorrecto, sin zonas grises.

El honor, (lo que uno siente como su propio honor, no en su acepción social) hoy desconocido, es la virtud más importante de todas. Los humanos, como seres racionales al tiempo que espirituales y libres dotados de conciencia, sólo tenemos un juez de nuestro propio honor, y somos nosotros mismos. Las decisiones que tomamos  y cómo las llevamos a cabo son un reflejo de quiénes somos en realidad. No podemos ocultarnos de nosotros mismos y ningún grupo, ideología o corriente va a conseguirlo por nosotros, mejor no traicionarnos a nosotros mismos.

08092013-IMG_3034

 

Mientras lo releo, vino blanco fresco de utiel requena.

lunes, 2 de septiembre de 2013

Bendito malvado

Septiembre viene malvado, pero deseado, como Fernando VII, malvado porque se acaba esta inefable desidia veraniega, el relax, el cachondeo y el nada importa. A partir de hoy lunes vuelve la responsabilidad, comienza el juego, ya no hay excusas y una excusa es algo muy poderoso, algo capaz de convocar a las musas, que llevan meses ausentes, para escribir unas rayadas en el blog en vez de ponerte a estudiar.

Este curso es de esos en los que van a pasar cosas, si o si, haga o deje de hacer, acierte o me equivoque, triunfe o fracase, dentro de un año no estaré donde estoy ahora. Será un curso un poco como una mujer de esas con las que no sabes exactamente que va a pasar pero sabes que no te va a dejar indiferente.

Y todo esto hace que el curso sea más que interesante, porque cuanto más te juegas, más emocionante es la partida.

Comienza el juego.

 

02092013-IMG_3027

Apuremos un vermut caserito, con aceituna.

miércoles, 28 de agosto de 2013

La vida es mucho más interesante cuando haces un pequeño esfuerzo

Como el pequeño esfuerzo que hay que hacer para volver a levantarse cada mañana, con lo que puede prometer una mañana, a encerrarse en un despacho. Con vistas aun aparato de aire acondicionado y a un monitor de 22 pulgadas, con la tarea de concertar egos, administrar miserias y liderar equipos voluntariamente torpes con aspiraciones intencionadamente egoístas, perezosas, malvadas y derrotistas.

Como el  segundo de tramo de una promoción/formación/selección o no se sabe muy bien que al que me enfrento, no se si la motivación del imperativo legal será suficiente, pero el tiempo y las energías (sin decir nada de la vista) que  me consume no puede ser en vano. Aquello de encontrar el placer en lo que haces, lo suyo sería hacer lo que a uno le gusta, vivir de lo que a uno le gusta, dar con eso es parte de el arte de vivir, algo reservado a unos pocos privilegiados.

Gastar un poco mas la suela dela vida también es ir dejando cosas atrás,  este blog ha estado a punto de ser una de ellas, tras tenerlo en la mano con la papelera abierta he decidido volver a meterlo en la mochila, todavía falta mucho para llegar al norte de la vida.

Las vacaciones se han terminado, pero ni mi voluntad ni mi cerebro parecen haberse enterado, si me apetece apearme de la alfombra mágica de viscolatex es para irme a la playa recién amanecido, a pisar un poco de arena, a disfrutar de un poco de paz, pero toca irse al tajo, ponerse el mono, remangarse y sacar la faena adelante, a ello.

02082013-IMG_2341

Ultimas cervezas, frías y fuertes.