domingo, 2 de agosto de 2009

Energía solar

Mañana de domingo, con solo un ojo abierto pienso "hoy va a ser un gran día", todavía en la cama me estiro. Me siento pletórico, desperezo mis músculos y salto de la cama, en dos pasos salgo a la terraza, el sol de agosto apenas se alza sobre el horizonte cubriendo de plata el mediterraneo a mis pies. Dando cara al sol abro mis brazos, como queriendo crecer y absorber toda la energía de astro rey...es un momento mágico y transcendental.

Unas tímidas, diría que apuradas, risas femeniles me sacan de mi abstracción, un leve giro de cuello a mi izquierda me revela a dos bellas damas que desayunan en la terraza de un apartamento vecino, una de ellas levanta su café dirigiéndome un brindis mientras la otra la empuja de mala gana hacia adentro. Ambas me miran entre risas, levanto una ceja interrogante mientras vuelvo a la realidad y recuerdo que estoy recién levantado, desnudo, soy varón y todavía joven. Bajo la ceja, bajo los brazos, sonrío y con la dignidad de un Cesar ante el senado giro ciento ochenta grados, mientras me retiro a mis aposentos bajo ligeramente la mirada.

Energía potencial...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios...