jueves, 2 de diciembre de 2010

CONVERSACIONES DE VESTUARIO


Terminada la matutina carrerita estábamos en el vestuario los tres jefes que nos hemos quedado comandando la nave mientras el GJ está de reuniones en los confines de una galaxia muy muy lejana. Con las endorfinas a tope después del ejercicio se produce un momento de conversaciones “transcendentales” similar al de la segunda botella. Y como éramos todos tíos, este viejo jedi babilónico, el joven padaguan (ambos separados) y un subproducto presuntamente humano y perdido para la causa (casado), acabamos hablando de tías.


El joven padaguan (el último y joven compañero recién llegado) y este viejo jedi, vinimos a llevar la conversación, de forma inconsciente, sobre lo que quieren las mujeres, mejor dicho, sobre lo que las mujeres buscan en los hombres. Sin haber hablado nunca antes de esto hubo un par de coincidencias, les gusta alguien con quien puedan hablar, que sepa escucharlas.

Al oír esto, el otro compañero, dijo “pues mi mujer para eso tiene a sus amigas..” (No pude evitar echarle esa mirada de “sabrás tu de lo que hablas que no has conocido mas mujer que la tuya y tienes que pedirle hasta los 35 euros de la cena de navidad, en el caso de que te deje asistir, claro”, pero no le dije nada, es un caso perdido) lo que viene a demostrar los peligros del lado oscuro, que absorbe toda su energía y conocimi

ento convirtiendo a un caballero jedi en un ser oscuro y tenebroso.

Obviando el comentario del tan poco versado compañero, los maestros jedi también apreciamos en ellas la capacidad de conversar, (no confundir con la de hablar) en especial cuando vamos siendo veteranos y el sable láser necesita un tiempo de recarga entre combates, pero no solo por eso, en mayor medida porque empiezas a tener la madurez suficiente para escuchar, para ver más allá de lo que está a la vista.


Entre el joven padaguan y este viejo jedi median más de diez años de diferencia, ambos hemos sufrido en nuestras carnes la experiencia del reverso tenebroso y hemos conseguido abandonarlo no sin pagar el precio claro. Lo malo es que el lado oscuro tiene caminos insondables y recursos ilimitados, se alimenta del miedo y explota tus debilidades, nadie está a salvo. El joven padaguan ha sido atacado por un lord del lado oscuro, (novia formal, con lo divertidas que son las informales..), como viejo maestro tengo la obligación de velar por él y recuperarlo para el camino de la fuerza. Ya no es posible ayudarle, ha perdido mucho terreno (está montando casa con el dormitorio en rosa, si el caso es grave) solo me queda desear que la fuerza le acompañe.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios...