lunes, 6 de octubre de 2008

La solución de un problema consiste en encontrar a alguien que lo resuelva.

Eso decía un jefe que tuve hace tiempo, al final solo te quedan las personas; lo que pasaba es que al final esas personas siempre eran yo (con lo que él si que solucionaba el problema). No dejan de ciertas las dos cosas, la solución suele estar en encontrar a la persona que te lo solucione y a esa persona quien la tiene que encontrar eres tu.

Octubre, rebosante de problemas y personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios...